Un rincón de lectura

¿Te gusta leer? Entonces este artículo es ti

Nada es tan placentero como llegar a casa después de un largo y ajetreado día de trabajo y disfrutar de nuestro sofá. Seguramente, además de la cama, este es el sitio de tu hogar que prefieres para descansar y quizás, también, para leer, pero eso es porque no tienes un rincón de lectura. Y es que, un rincón de lectura, si está bien diseñado, puede ser tu lugar favorito para relajarte, ya sea leyendo ese libro que tanto te apasiona, esa revista a la que te has suscrito y que recibes cada mes o simplemente, escuchando la música que te gusta.

Un rincón de lectura
Es posible crear un rincón de lectura en pocos metros cuadrados

Crear un rincón de lectura en tu salón es muy sencillo y tampoco necesitas ni muchos metros cuadrados ni un gran presupuesto, solo tienes que dar rienda suelta a la creatividad y tener en cuenta las pautas que te doy. Continúa leyendo y toma nota.

Un rincón de lectura
Un rincón de lectura que invita a la relajación

1.


Selecciona el mejor emplazamiento

El emplazamiento del rincón de lectura en la sala de estar es el principal punto a tener en cuenta a la hora de diseñar este pequeño espacio. Sitúalo preferiblemente en un ángulo del salón, cerca de una pared y lejos de la zona de paso. El objetivo es diseñar un rincón propicio para la concentración y la relajación. Para tal fin, es necesario crear una sensación de protección y las paredes o los elementos de mobiliario situados cerca de este espacio contribuyen en gran medida a lograrlo.

2.


Delimita visualmente el espacio

Ahora que ya tienes la ubicación perfecta para tu rincón de lectura es importante delimitar, visualmente, este espacio y existen muchas formas de hacerlo. Utiliza soluciones de acuerdo a la configuración y estilo de tu salón. Una alfombra puede ser suficiente. Si tu rincón de lectura está situado cerca de una ventana prueba a colocar una planta de gran tamaño entre el rincón de lectura y el resto del salón. Si, por el contrario, está ubicado en un ángulo de tu salón, un conjunto de cuadros o uno de grandes dimensiones, situado en la pared posterior, cumplirá este objetivo.

Un rincón de lectura
La alfombra y el conjunto de cuadros colocados en la pared posterior, definen y delimitan el espacio visualmente

3.


Elige el asiento adecuado

Un sillón con reposapiés, una chaise longue, un sofá de 2 plazas, estas son solo algunas de las múltiples opciones que tienes para elegir el asiento que definirá tu rincón de lectura. La elección depende del estilo de tu salón y del nivel de confort que desees. Personalmente, prefiero un sillón provisto de reposabrazos, un asiento cómodo y un buen respaldo alto, acompañado de un puff, que no tiene que ser necesariamente a juego, pero si de un estilo que se complemente con el del sillón.

4.


Una mesa auxiliar

Mientras lees o te relajas escuchando música te apetecerá tomarte un té, una copa de vino o, inclusive en días invernales, un chocolate caliente. ¿Dónde pondrás la taza o la copa si no tienes una mesa auxiliar? Un rincón de lectura cómodo debe disponer, por cuestiones prácticas, de una mesilla auxiliar que completará el conjunto.

Un rincón de lectura
Un asiento confortable para el rincón de lectura propiciará el disfrute de esta actividad

5.


Ten en cuenta la iluminación

La iluminación será tu gran aliada si de crear un rincón de lectura íntimo se trata, también, te permitirá leer cómodamente sin forzar la vista. Lo ideal es iluminar este espacio de forma independiente al resto del salón y utilizar un regulador de intensidad. Si tu mesa auxiliar es suficientemente grande, una lámpara que proporcione la luz necesaria para la lectura es una solución nada despreciable. Otra opción es utilizar una lámpara de pie. Si la instalación eléctrica de tu salón lo permite, considera la posibilidad de colocar una lámpara colgante sobre la mesilla auxiliar.

Si quieres conocer más sobre la iluminación del salón, lee mi post “La iluminación en el diseño de interiores”.

6.


Completa tu rincón con una librería

Una librería situada cerca de tu rincón de lectura proporciona la atmósfera deseada para este espacio, asimismo, te permitirá almacenar tu colección de libros y revistas. En pequeños espacios, basta con algunas estanterías de pared que, también, pueden servir como mesa auxiliar.

Teniendo en cuenta los consejos que te enumeré anteriormente podrás crear un rincón de lectura y relax, que se convertirá en tu burbuja de serenidad. No solo tiene que ser bonito y funcional, sino que debe invitarte a refugiarte en él y ser, por lo tanto, confortable y hogareño. Utiliza materiales naturales, como la madera, y telas agradables al tacto, como el terciopelo o el lino, para añadir calidez. Completa el conjunto con algunos cojines y un plaid para días frescos. Incluye un par de plantas y algunas velas para darle un toque zen. Con todo ello conseguirás ese pequeño espacio práctico, cómodo y acogedor, que se distingue del resto del salón, al mismo tiempo que se integra en este y en el que podrás sumergirte en los encantos de la lectura.

¡Hola! Soy Loulou

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

¡Sé el primero en puntuar este contenido!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?